martes, 7 de octubre de 2008

matiz

es de tarde, pero de mañana,
y el rumor delgado
del espacio vacío
se funde dispar
en un alma líquida
de un negro aguado
a la que le he añadido,
sin pensarlo tanto,
una pizca de sal.

2 comentarios:

David E. Alvarado dijo...

he venido aquí seguido esperando un nuevo post y aquí está, muy bueno por cierto.

Saludos.

ºmar dijo...

el reloj de la izquierda me pone extremadamente nerviosa

abrezos